La sabiduría del ayer

La búsqueda constante de Buero Vallejo

buero foto

La sabiduría del ayer nos habla de grandes horizontes y de pensamientos abiertos, nunca reducidos a las líneas rojas de la precariedad intelectual. Conocí a Buero Vallejo en una entrevista realizada para el periódico Nuevo Diario que se publicó el 9 de noviembre de 1969. He hablado con él posteriormente en distintos momentos y situaciones y el último encuentro que mantuvimos tuvo lugar poco antes de su fallecimiento el 29 de abril del año 2000, un día luminoso con el sol marcando sus ritmos sobre la tristeza.

Recuerdo sus ojos profundos que seguían analizando el mundo a través de la sombra  de sus dolencias. Continuaba manteniendo las mismas profundas inquietudes que le acompañaron a lo largo de toda su vida. Me confesó entonces que los lunes, miércoles y viernes creía en Dios y en cambio los martes, jueves y sábados le costaba encontrarle. Su vida ha sido una constante búsqueda hasta descubrir aquel brillante que contempló por primera vez en su infancia y que le acompañó a lo largo de toda su existencia.

Fue un gran dramaturgo, un profundo pensador que ha tenido un reconocimiento general como demuestra la concesión del Premio Lope de Vega en 1948 y el Premio Cervantes en 1986 y sobre todo ha sido un gran hombre. Se trata de uno de esos personajes que permanecen siempre vivos a lo largo de la historia entre las claridades del corazón. Estoy segura de que así quisiera ser recordado.

Leer la entrevista completa aquí 

Anuncios
Estándar
Blog, La sabiduría del ayer

La música del corazón de Arthur Rubinstein

Encuentro de Arthur Rubinstain junto a Rosa María Echeverría

En homenaje a Rubinstein  en el aniversario de su nacimiento el 28 de enero de 1883 en Lodz (Polonia). Murió el 20 de diciembre de 1982 en Ginebra.

Así fue. Además de conseguir un absoluto reconocimiento internacional The New York Times le nominó como uno de los grandes pianistas del siglo XX. Nos conocimos años atrás pero nos volvimos a encontrar con ocasión de esta entrevista que se publicó el 22 de marzo de 1970 en “Nuevo Diario”. Supuso un reencuentro con la magia universal de la música ya que sus propias palabras resonaban con la armonía de un teclado que recorre los entrañables caminos del corazón.  Un encuentro de los que nunca se olvidan con el señor de la música.

Sigue leyendo

Estándar
Blog, La sabiduría del ayer

La magia poética de Vicente Aleixandre

Entrevista a Vicente Aleixandre

A Vicente Aleixandre le concedieron el Premio Nacional de Literatura en 1977 y esta entrevista la publiqué en el periódico Nuevo Diario el 1 de marzo de 1970 donde los fines de semana realizaba interesantes encuentros con grandes personajes del mundo de la cultura y el arte. Por aquellos años este gran poeta se encontraba muy delicado de salud y debía guardar mucho reposo. Vivía así “en posición de eternidad” como alguna vez ha recordado Dámaso Alonso.

El caso es que siempre he sentido una poderosa fascinación por la magia de su poesía y soñaba con entrevistarle pero me encontré con una barrera infranqueable a la hora de plantear el tema al director. “Es imposible ya sabes que no quiere entrevistas con ningún medio”. Hay que recordar que la situación cambió después de recibir el Premio Nobel pero el caso es que bastante harta de escuchar lo mismo decidí llamarle y ante mi asombro me citó para el día siguiente. Ahora puedo decir que se trata de una de las entrevistas más profundas y conmovedoras que he realizado a lo largo de muchos años de vida periodística. Estuvimos toda la tarde en su casa de la calle Wellingtonia y en un momento dado me comentó: “Nunca suelo aceptar una entrevista ¿Sabe por qué lo he hecho?” Y ante mi estupor respondió: “Porque tiene usted voz de sonrisa”. Nunca lo olvidaré Vicente Aleixandre porque aunque “La luna es ausencia. Se espera siempre”.


Estándar